AREQUIPA

La primera tienda Moosh está ubicada en Arequipa sobre la calle Mercaderes, que evoca la tradicional arquitectura colonial, hoy considerada patrimonio cultural.


La propuesta de diseño fue lograr una fusión entre lo tradicional y lo contemporáneo, el sillar y la bóveda sirven como un recordatorio constante de las raíces históricas y el
mobiliario moderno de líneas minimalistas, se convierte en el escenario ideal para descubrir y experimentar la más alta gama de productos dermatológicos.

Las texturas te llevan por esta bóveda que parece infinita, sintiendo cada material, la porosidad del sillar, la calidez de la madera y la maleabilidad del fierro.


La bóveda es quizá lo primero que uno siente y admira al ingresar a la tienda, una altura de aproximadamente cuatro metros nos recibe como si entráramos a un santuario.

En cuanto a la paleta de color, el blanco lavado del sillar era nuestro punto de partida, luego el verde olivo se convirtió en el complemento perfecto para lograr las sensaciones
que estábamos buscando, calma, serenidad y equilibrio. Sensaciones que se logran también a través del aroma de bambú y té verde desarrollado especialmente para la marca.


En cuanto al piso, necesitábamos un material cálido y con movimiento, fue así que elegimos la madera en sus tonalidades naturales e instalada en zig zags diagonales que
generan mayor amplitud, un tema que era importante por el formato alargado de la
tienda.


Finalmente, la iluminación enmarca la majestuosidad del espacio y a su vez realza cada producto cuidadosamente presentado, creando una atmósfera de calma y bienestar.

Slide 1
Slide 2
Slide 3
Slide 4
Slide 5